octubre 18, 2015

Efemérides

No creo en fechas. Simplemente porque, para mí, el sentimiento no depende del calendario.Hoy en Argentina se celebra el día de la madre. Podría hablar largo y tendido de mi mamá, de cuánto la extraño y de cómo, a medida que pasa el tiempo, uno comprende que el hueco que dejan los padres cuándo se mueren no se llena nunca.
Pero no.
Hoy me desperté y recordé otras madres. Tengo la suerte de tener amigas que son mamás y que, además de regalarme sobrinos hermosos, me han mostrtado el mundo de la maternidad desde otro lado. Sé o puedo de imaginar los temores y dudas que tuvo mi mamá conmigo, pero comprendí esas cosas con los hijos de mis amigas.
Las preguntas incómodas, las explicaciones acomodadas de acuerdo a la edad de los hijos, las penitencias que le duelen más a los padres que a los chicos, la sensación de que los hijos son hijos de la vida a medida que van creciendo. Todas esas cosas las viví con mis sobrinos.
Crecí junto a mis amigas y sus hijos; crecí junto a la maternidad de mis amigas.
Celebro con orgullo las «amigas-madres» que tengo en mi vida y deseo algún día poder ser un poco de todo lo que ellas han sido con sus hijos. 
Y a ellas les digo: Algún día voy a ser mamá y les daré el bendito sobrino/a que están pidiendo… Y tengan el teléfono a mano porque no tengo a mi vieja para llamarla a la madrugada con crisis de madre primeriza por un llanto o una eruptiva.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Manejo mejor las críticas que los halagos, pero vos sos dueño de decir lo que quieras. Incluso, es muy sabio no decir nada.