abril 02, 2014

Monstruo

No puedo dormir. No sé cómo apagar el cerebro.
Qué maquina compleja la cabeza; debería tener un interruptor para no gastar energía innecesaria cuando llega el insomnio.
Lo grande parece aún más grande y las pequeñas cosas se minimizan o se desvanecen.
Y aparecen los monstruos. Los fantasmas.
Las inseguridades. Las dudas.
Crecen los pensamientos y la noche se hace más oscura.
Y yo, la puta madre... Yo estoy pensando en vos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Manejo mejor las críticas que los halagos, pero vos sos dueño de decir lo que quieras. Incluso, es muy sabio no decir nada.