enero 27, 2012

Le parfum

Hoy llovió y me inundó el olor «a tierra mojada». Hace un tiempo leí que en realidad es olor a ozono, pero no sé si desconfío de la explicación o prefiero el término poético y menos científico.
Tal vez elijo no derrumbar el significado aprehendido.

Los recuerdos más bonitos no dejaron fotografías en la retina sino que se transformaron en perfumes.
Fragancias que son lugares, pieles; encuentros, momentos, despedidas.
El aire me dispara a un momento de mi caja de recuerdos en un instante.
Un aroma me inunda, me desborda y me transporta a otro tiempo.

No puedo explicar cómo funciona, pero sé que hoy, nuevamente, el sentido hizo su magia.

Recuerdo que con mi mamá salíamos a caminar durante las tardes de verano después de esas lluvias chiquitas que alcanzaban para perfumar el aire y pintar el cielo de rosa.
Salir a caminar era una excusa, claramente.
Teníamos un pacto tácito: cuando pasaba el agua y el aire soplaba tibio alguna de las dos lanzaba la propuesta. No fallaba.
Sabíamos que había que aprovechar la escena.
La ciudad cambiaba de color, y nosotras también.

Lentamente la conversación iba cambiando de sonido mientras nos invadía el perfume de la tierra.
Había cierta complicidad en nosotras, había cierta complicidad en el aire.
Caminábamos al azar hasta que se apagaba el cielo y el perfume se evaporaba.
Tal vez las conversaciones eran normales, pero ¿cómo saberlo?

Hoy llovió chiquito, y me vi caminando sola con un álbum lleno de imágenes invisibles, y la voz de muchas charlas.


Inhalé ese aire.
O todos los aires.
Quién sabe.  

Si te miro despacio 
es porque te estoy respirando.



 

12 comentarios:

  1. Por motivos varios me emocionó mucho la lectura de este post en particular.
    Para aquellos que almacenamos recuerdos por olores, colores e imágenes a veces un detalle mínimo te provoca una rección en cadena de memorias. Y te trae hasta vos incluso aquello ya no está.
    Hermoso, Mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te dije que te lo regalaba, quizá porque sabía o (intuía) que te bia a gustar.
      Ojalá guardes este texto en la cadena de memorias.

      Eliminar
    2. Yo con tantas manías… y vengo a ver este typo 4 meses después.
      Donde dice «bia» léase: iba.

      Eliminar
  2. Increíble hasta dónde puede llevarnos un perfume, o tan sólo el recuerdo de él.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó Mer. Algo así como el perfume de la memoria. La imagen de tu madre y vos caminando en esos días... Una imagen melancólica y dulce a la vez. Muy lindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los perfumes de la memoria disparan a lugares que no imaginamos.
      A veces las letras ajenas también.
      Quién sabe...

      Eliminar
  4. Me mató lo de "Hoy llovió chiquito". A veces siento eso en algunas lluvias de la ciudad, que llueve poco, pero me inunda igual.
    Muy bueno Mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé de «llover chiquito», de «llorar finito» y algunas otras cosas de ese estilo.
      Creo que es muy difícil explicarlo;se entiende o no.

      Gracias por estar siempre, Mariana.

      Eliminar
  5. Hola, Mar, me gusta mucho tu manera de reflejar emociones y me he tomado un buen rato para leer lo que escribís.

    Llegué hasta acá tras leer algunas frases tuyas en Twitter, aunque debo decirte que mucho de lo que escribís (que seguro debe ser tuyo puesto que no citás autor) te lo copia una persona en Facebook y se arroga la autoría de tus frases (y está entre tus seguidores en Twitter).

    Si te interesa saber quien es, te mando un mail por privado con captura de pantalla incluída.

    Y si te parece que está fuera de lugar que lo comente acá, borrá sin problemas mi comentario, aunque tiene las mejores intenciones desde ya, puesto que no me gusta que la gente se apropie del ingenio de los demás y se jacte de su autoría.

    Saludos y reitero, excelente blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Damián.
      Gracias por leer, en Twitter y acá.

      Es muy probable que alguien que copia mis tuits en Facebook esté entre mis seguidores, se supone que si hace eso le gusta como escribo.
      Me da curiosidad, pero no sé si me interese tanto. ¿Qué hago? ¿le mando la policía? ¿Le cobro el copyright? ¿Lo mando a matar?
      Quien se adjudique una frase ajena como propia sabrá porque lo hace.
      A mi me da gusto que a alguien le guste lo que escribo, tanto que se lo lleva a Facebook (sólo ruego que si me hacen un cartel no sea con Comic Sans)

      Un beso.

      Eliminar
  6. Wowwwww... Me vino el recuerdo latente de mi papá y yo en la cancha, nada tiene que ver y todo tiene que ver. Besos Mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que tiene que ver. El recuerdo del olor a tierra mojada no fue otra cosa que extrañar a mi mamá.
      Besos, Viv.

      Eliminar

Manejo mejor las críticas que los halagos, pero vos sos dueño de decir lo que quieras. Incluso, es muy sabio no decir nada.